Como Se Calcula Las Calorias De Los Alimentos?

Como Se Calcula Las Calorias De Los Alimentos
Para saber cuántas calorías posee un alimento se debe multiplicar los gramos de carbohidratos, proteínas y grasas que aporta por su respectivo valor calórico:

  1. 1g de carbohidratos proporciona 4 calorías ;
  2. 1g de proteínas proporciona 4 calorías ;
  3. 1g de grasas proporciona 9 calorías ;
  4. 1g de alcohol proporciona 7 calorías.

¿Cómo se calcula la cantidad de calorías de los alimentos?

El método empleado tradicionalmente para conocer las calorías que posee un alimento o mejor dicho, las kilocalorías del mismo, consiste en el empleo de un calorímetro, mediante el cual se evalúa de forma directa la producción de calor de un producto y así, se estima su aporte energético.

¿Cómo contar las calorías de los alimentos sin balanza?

¿Cómo hacerlo? – Lo cierto es que saber cuánto pesan o el tamaño de los alimentos que ingieres no solo es necesario a la hora de adelgazar , sino también a la hora de mantener una alimentación equilibrada y llevar el recuento calórico en el día a día.

  • Teniendo en cuenta que deberías de ingerir una media de 1500-2000 calorías al día, saber (más o menos) cuánto comes es más que necesario;
  • ¿Cómo hacerlo si no dispones de báscula? Es muy sencillo, toma como ejemplo la medida de tu puño;

De legumbres, frutos secos, pasta y arroz es suficiente con un puñado, no más. Con la fruta pasa algo diferente, y es que, la que viene en piezas ya se consideraría una única porción. Es decir, una manzana o un plátano se incluiría dentro dentro del término ‘una pieza de fruta’, mientras que si hablamos de mandarinas deberían ser dos, de cerezas un puñado y de melón o sandía, una rodaja.

  • Para la proteína, la medida es todo aquello que entre en la palma de tu mano, teniendo en cuenta que es únicamente recomendable consumir carne roja una vez a la semana y pescado, tres veces por semana;

Mientras, para los lácteos, la recomendación sería un yogur y un vaso de leche, medidos de esta forma. ¿El queso? La medida está en lo que entre en el dedo índice estirado. De esta forma comenzaremos a contar la comida en porciones y se podrá hacer un cómputo calórico de lo que ingieres en el día a día..

¿Qué son las calorías y cómo se miden?

–> Cuando la gente habla de las calorías en la comida, ¿a qué se refiere? Una caloría es una unidad de medida, pero esta no mide peso ni longitud. Una caloría es una unidad de energía. Cuando escuchas que algo contiene calorías, es una manera de describir la cantidad de energía que podría recibir tu cuerpo al consumir eso.

¿Cuánto es 1 kcal en gramos?

kilocalorías ( Kcal ), también conocidas como ‘calorías’, y en Kilojulios (Kj), de manera que 1 Kcal equivale a 4,2 Kj. Los macronutrientes son: los hidratos de carbono ( 1 gramo aporta 4 kcal ), las proteínas ( 1 gramo aporta 4 kcal ) y las grasas o lípidos ( 1 gramo aporta 9 kcal ).

¿Cuántas calorías debo comer en un día?

Mujeres – Años Kcal/día Kcal/día <3 59. 512 x peso – 30. 4 58. 317 x peso – 31. 1 3 – < 10 22. 706 x peso + 504. 3 20. 315 x peso + 485. 9 10 – < 18 17. 686 x peso + 658. 2 13. 384 x peso + 692. 6 18 – < 30 15. 057 x peso + 692. 2 14. 818 x peso + 486. 6 30 – < 60 11. 472 x peso + 873. 1 8. 126 x peso + 845. 6 ≥ 60 11. 711 x peso + 587. 7 9. 082 x peso + 658. 5

Ejemplo: Mujer de 28 años con un peso de 56 kg con una estatura de 1. 60 m. Empleamos la fórmula que le corresponde en la tabla anterior: 14. 818 x peso + 486. 6 Y nuestra fórmula con el ejemplo de la mujer de 28 años con un peso de 56kg quedaría de la siguiente manera: 14. 818 x (56) +  486. 6

  • Primero multiplicamos: 14. 818 x (56) = 829. 80
  • Sumamos el resultado más 486. 6 829. 80 + 486. 6 = 1316. 408
  • Redondeamos a 1316 kcal

Después multiplicaras tu resultado de acuerdo con tu nivel de actividad de física habitual.

.

¿Qué es lo que engorda las calorías?

¿Cómo calcular las calorías de los alimentos? – La calorías son las unidades de medición que se utilizan para saber qué cantidad de energía aporta un alimento. Las calorías se  miden en función de la energía que desprende un alimento en combustión. Puedes ver una demostración de cómo calcular las calorías de un alimento en este vídeo: Un alimento, cuantas más calorías tenga más energía aporta al cuerpo.

Si consumimos más calorías de las que gastamos engordamos. El cuerpo transforma el exceso de energía en grasa y la almacena en el tejido adiposo por si más adelante hubiera algún período de escasez de alimentos y la necesitara.

Para adelgazar necesitamos ingerir menos calorías de las que el cuerpo necesita, por lo tanto debemos actuar en 2 frentes: 1º aumentar el gasto energético (actividad física) y 2º reducir las kcal de la dieta. Para vigilar las calorías de los alimentos que ingerimos sin darnos cuenta voy a exponer algunos alimentos y mitos:

  • ¿Engorda la cerveza? La cerveza tiene un índice glucémico elevado lo que puede contribuir al aumento de peso, sobretodo en la zona abdominal, y además no está nada indicada para personas diabéticas.

1/3 de cerveza, que son 330 ml, aporta 112 kcal. Recordemos además que las bebidas alcohólicas aportan calorías vacías, es decir, que  no aportan nutrientes y que se añaden a los alimentos que consumimos en nuestra dieta diaria.

  • ¿Engordan los frutos secos? Es cierto que los frutos secos son ricos en calorías y estas provienen principalmente de grasas. Pero se ha visto que las grasas de los frutos secos son saludables y que consumirlos habitualmente no produce un aumento de peso ni problemas de obesidad. Concretamente me gustaría destacar un estudio que ha salido nuevo este año publicado en el Journal of Nutrition donde vieron que el cuerpo no asimila todas las calorías que aportan las nueces. Más concretamente se asimila un 21% menos de las calorías que contienen, lo que equivale a 39 kcal menos:

1 puñado de nueces pasa de aportar 185 kcal a aportar 146 kcal.

  • ¿Engorda la fruta? Consumir fruta previene del sobrepeso y la obesidad. Si ya padecemos problemas de peso no debemos dejar de comer fruta pero si debemos revisar qué estamos haciendo mal en nuestra alimentación. Si comemos fruta pero no realizamos otros cambios en nuestro estilo de vida no obtendremos resultados en la pérdida de peso.

2 tajadas de melón = 50 kcal. 1 melocotón = 54 kcal. 1 manzana = 69 kcal. 1 puñado de cerezas = 70 kcal. 1 plátano = 83 kcal.

  • Calorías del azúcar , la miel, el sirope y los edulcorantes. Una de las primeras cosas que debemos realizar para bajar de peso y cuidar la salud es dejar de añadir azúcar refinado a los alimentos y preparaciones. ¿Entonces cómo endulzamos? Aquí empiezan los líos: sustituir el azúcar por miel o sirope o azúcar moreno o de panela, o el miedo a utilizar edulcorantes artificiales. Voy a comparar las calorías que aporta 1 cucharada tamaño postre de los diferentes productos que se utilizan para endulzar para que cada uno saque sus propias conclusiones:

Azúcar blanco = 18,6 kcal. Azúcar moreno = 18,9 kcal. Miel = 14,7 kcal. Sirope de agave =17 kcal. Edulcorantes = 0 kcal.

¿Cuántas calorías hay que comer en un día?

DISTRIBUCIÓN DE ALIMENTOS A LO LARGO DE UN DÍA

% Calórico 2500 Calorías
Media mañana 5-10% 125-250
Comida 30% 750
Merienda 5-10% 125-250
Cena 25-30% 625-750

.

¿Qué son las calorías y ejemplos?

Calorías y kilocalorías – Las calorías (cal) son la unidad más pequeña de una kilocaloría (kcal) siendo 1 kilocaloría 1000 calorías. En biología se utilizaba estos 2 términos como sinónimos provocando algunas confusiones. Ten en cuenta que muy pocos alimentos tienen más de 1000 kilocalorías, una manzana, por ejemplo, tiene 52 kilocalorías.

¿Cómo se miden las calorías en kilos?

¿Cómo funciona un calorímetro? – El primer elemento que debemos resolver en esta incógnita es el siguiente: ¿cómo se miden las calorías de un alimento? El primer método, y el más preciso, es el calorímetro. Este aparato se emplea para medir el calor suministrado o absorbido por un cuerpo.

Sirve para muchas cosas, en termodinámica, pero en nutrición su función principal es determinar el calor que tienen los alimentos. Para ello, el calorímetro consiste en un recipiente metálico dentro de una cámara con agua.

El alimento se quema y el agua recoge el calor producido. El aumento de temperatura es el que nos permite saber qué calorías tiene la sustancia que estamos quemando. Si tenemos 1 litro de agua y la temperatura se eleva 1ºC, el alimento habrá generado 1 kilocaloría ya que es el calor específico de esta sustancia. Mediante el calorímetro podemos calcular cuántas kilocalorías hay en cada alimento de forma objetiva. Estas se suelen registrar con medidas concretas, por cada 100 gramos , de manera que cuando hablamos de las calorías de la comida lo solemos hacer pensando en porciones de esta cantidad. Sin embargo, esto tiene un problema esencial: no podemos considerar de la misma manera la energía de un alimento que la energía que asimilamos de un alimento.

¿Qué comida equivale a 500 calorías?

¿Y cómo repartir estas calorías a lo largo del día? – La segunda parte sería saber cómo repartir estas calorías durante el día. Lo ideal es hacer 5 comidas diarias, así mantendremos nuestro metabolismo activo, controlaremos los niveles de azúcar en sangre y conseguiremos evitar el “mal picoteo”.

  • DESAYUNO ⇒ 20 % CALORÍAS DIARIAS
  • MEDIA MAÑANA ⇒ 10 % CALORÍAS DIARIAS
  • ALMUERZO ⇒ 30 % CALORÍAS DIARIAS
  • MEDIA TARDE ⇒ 15 % CALORÍAS DIARIAS
  • CENA ⇒ 25 % CALORÍAS DIARIAS

500 Calorías es lo que más o menos debe aportarnos un plato principal, o la suma del primer y el segundo plato tanto de un almuerzo como de una cena, que sumada a las calorías del postre y del pan redondearán la energía que necesitamos en esas dos comidas principales del día. Y que si además comemos de una forma variada, apostando por las verduras, el pescado y la carne magra, el uso de arroz y/o pasta, tomando fruta y pan tendremos una alimentación equilibrada.

¿Cuántas calorías hay en 100 gramos de arroz?

Como Se Calcula Las Calorias De Los Alimentos En Asia se llegan a consumir hasta 30 raciones de arroz a la semana. Es decir, más de cuatro veces al día. En Guatemala, por citar un país centroamericano, su combinación con frijoles es tan habitual que solo se pide el acompañamiento. Pensando en estos dos lugares no nos viene a la cabeza la imagen de personas con sobrepeso.

Sin embargo, este cereal se suprime de casi cualquier dieta de adelgazamiento por su gran cantidad de hidratos de carbono. ¿Por qué, entonces, quienes lo toman de forma cotidiana presentan indicadores saludables en cuanto a peso e índice de grasa corporal? ¿En qué quedamos: engorda o adelgaza? Depende de la variedad: según su color y textura, el tamaño de su grano y su tratamiento industrial.

Aunque existen cerca de 10. 000 tipos diferentes, todos pueden enmarcarse dentro de dos: índico, cultivado en los trópicos, y japónico, de zonas de clima templado y con un alto contenido en almidón, que el organismo convierte en azúcar y después en material para los michelines.

  • Por su color y textura, pueden diferenciarse sobre todo los aromáticos, como el basmati; los glutinosos, también con más almidón, recomendados para el sushi; y los pigmentados, como el negro (o venere) y el rojo, que reciben su color de las antocianidas en el salvado (lo que recubre el grano en los arroces integrales), con un alto valor como antioxidante , que se pierde en cambio al eliminar las capas exteriores;

“Las categorías más conocidas por los consumidores”, apunta Cristina Molina-Rosell, directora del Instituto de Agroquímica y Tecnología de los Alimentos (IATA) , “se refieren al tamaño de su grano”: corto, menor de 5,5 milímetros, como el aviolo o el vialone nano, los mejores para los risottos; medio entre 5,5 y 6,6 milímetros, como el arroz bomba, el más usado en la cocina española; y largo, mayor de 6,6 milímetros, como el arroz jazmín o el basmati.

  1. Oriundo del Himalaya, esta última variedad contiene los ocho aminoácidos más importantes para el organismo pero está exento de grasa, sodio y gluten, lo que lo hace muy aconsejable para personas diabéticas o celiacas o que sigan una dieta hipocalórica (baja en calorías);

Estas variedades no se distinguen solo en el tamaño del grano, cuenta Molina-Rosell: “Tienen un comportamiento tecnológico distinto debido a la composición del almidón, lo que hace que se quede de forma diferente tras la cocción. El arroz de grano largo, por ejemplo, es poco pegajoso, más suelto, debido a su mayor contenido de amilosa (un componente del almidón)”, apunta.

  • La diferenciación más importante reside, sin embargo, en el tratamiento que recibe el arroz antes de llegar al supermercado: integral, semielaborado o blanco;
  • Como se ve en la ilustración de abajo, los integrales (B y C) mantienen todas las capas de salvado (2 y 3), que contienen los minerales del arroz y la fibra —conveniente para activar la peristalsis o tránsito intestinal—, y el germen (4), con antioxidantes y vitaminas;

Los blancos (D y E), en cambio, han sido despojados de estas partes y presentan solo el interior —endospermo—, que es donde se concentran los carbohidratos o glúcidos, el almidón. ¿Y el salvaje? Lo que conmúnmente conocemos como arroz salvaje , no es realidad de la misma familia del arroz, oryza sativa , sino que pertenece al género zizania , otra planta.

  • En España, se suele comercializar mezclado con distintas variedades de arroz;
  • “Todos son ricos en hidratos de carbono, principalmente almidón, y en menor medidas en proteínas y lípidos;
  • El aporte en nutrientes de los distintos tipos de arroz según el tamaño de su grano es semejante”, continúa Molina-Rosell;

Sus calorías, según el tratamiento que han recibido y basándonos en la tabla publicada por la web norteamericana Authority Nutrition , apenas cambian: 100 gramos de arroz blanco cocido aportan 130 kcal, y contienen 29 gramos de hidratos de carbono; en el caso del integral son 112 calorías y 24 gramos de glúcidos, con mayores porcentajes de nutrientes.

“El integral es más recomendable por su mayor contenido en fibra, que se encuentra en las capas externas de los granos, además de minerales y vitaminas”, concluye la directora del IATA. ¿Qué hace que el segundo entre en un programa de adelgazamiento y el primero no? Mientras que el blanco es de absorción más rápida y con menos beneficios, el integral demora su digestión —lo que genera una mayor sensación de saciedad y evita que se ingieran más calorías— y es más rico en nutrientes.

José Miguel Mulet, doctor en Bioquímica y Biología molecular de la Universidad de Valencia , concede que “el principal problema” en la ingesta de arroz es “la falta de vitamina A”. “Prácticamente es todo hidratos de carbono. Tiene poca proteína (7%), de escasa calidad, y menos del 1% de lípidos [desarrollan funciones estructurales y también almacenan energía].

  • Comer solo arroz supone problemas con los aminoácidos y las grasas esenciales”, señala;
  • El autor de Comer sin miedo menciona, además, estudios en los que se han encontrado posibles trazas de arsénico en este alimento según su procedencia;

Tales parámetros han desencadenado una serie de conclusiones que apuntan dos cosas: aquellos que tomaban grano integral tenían un 50% de posibilidades menos de ganar peso que los que lo hacían de grano blanco —tal y como publicaba un estudio de la US National Library of Medicine elaborado a lo largo de 12 años en un grupo de 74.

  1. 000 mujeres de entre 38 y 63 años— y poseían menores porcentajes de grasa en sangre, según pruebas de la prestigiosa entidad estadounidense en personas sanas y con sobrepeso;
  2. También se han suscitado dudas en la relación entre su ingesta y el sobrepeso: algunas investigaciones muestran su vínculo , pero otras no lo marcan como definitivo , con lo que los datos no parecen concluyentes en uno u otro sentido;

Se ha visto que en los países donde es un alimento básico ha resultado beneficioso para perder peso, incluso comiéndolo tres veces al día. En Corea del Sur, por ejemplo, supone hasta el 40% de las calorías diarias. La relación entre consumo de arroz y diabetes es algo que ha ocupado a la comunidad científica.

Al cocinarlo, el almidón del arroz, como el de la patata, se vuelve digerible , esto es, nuestro organismo lo asimila y lo convierte en azúcar y grasa corporal. Pero, ¿y si se pudiera convertir en no digerible ? Expulsaríamos el almidón si retenerlo.

Es lo que consiguió, como ya contamos en la revista, un estudiante de la Universidad de Sri Lanka con la ayuda de su tutor, el doctor Pushparajah Thavarajah, quien supervisó la investigación. Descubrieron que al echar aceite de coco (un 3% del peso del arroz que va a cocinarse) al agua hirviendo, antes de poner el arroz y enfriándolo después en la nevera durante 12 horas, este alimento perdía el 50% de sus calorías.

  • Hoy en día “existe un gran número de variedades de arroz que se han obtenido por mejora genética para adaptarse al medioambiente, incrementar el rendimiento o mejorar la calidad del producto final, entre otros motivos”, cuenta la directora de IATA;

Mulet señala también la existencia de nuevas búsquedas científicas a partir de la modificación genética para incorporar vitamina A (como en el caso del controvertido arroz dorado ) o antocianos, en el llamativo arroz púrpura. En cualquier caso, parece que lo determinante es la cantidad de arroz que se ingiere y los acompañantes que usamos para cocinarlo, como pasa con cualquier otro alimento.

De hecho, en 1939 el doctor Walter Kemptner creó una dieta hipocalórica contra la hipertensión que adoptó el nombre de La dieta del arroz. “En España, de cultura mediterránea”, explica el chef Julio Fernández Quintero , del restaurante Abantal en Sevilla y embajador de SOS, “el arroz se considera un plato principal, y se prepara con carne y pescado, que proporcionan proteína animal.

En el resto de países, el arroz es una guarnición sencilla: se toma cocido, blanco, y si acaso con un aderezo muy sencillo como parte de la comida principal”, detalla el ganador de una estrella Michelin y dos soles Repsol. ¿Contraindicaciones? El cocinero nos ha preparado dos recetas para aprovechar al máximo las propiedades de las variedades con más nutrientes: ensalada de arroz integral y basmati con quinoa y legumbres y arroz meloso de espárragos verdes. Como Se Calcula Las Calorias De Los Alimentos.

¿Cuántas calorías debo comer para bajar un kilo por día?

¿Quieres adelgazar unos kilos? La teoría para conseguirlo es sencilla: debes consumir menos calorías de las que gastas. Pero si quieres que esa pérdida de peso sea eficaz y constante, no puedes hacerlo a ojo. ¿Sabías que existe una fórmula que te dice cuántas calorías debes comer al día para adelgazar? Es lo primero que calculan los nutricionistas cuando acudes a su consulta.

Puedes hacerlo tu mismo, para tener una idea de las calorías que tu cuerpo necesita y las que tienes que consumir para adelgazar. Pero para obtener una valoración más exacta, siempre es aconsejable acudir a un médico o especialista en nutrición.

Para saber  cuántas calorías debes comer al día para adelgazar, primero vamos a calcular el BMR o TMB , y luego las calorías en función de varios parámetros. Para adelgazar tienes que reducir las calorías, pero el problema es que necesitamos calorías para seguir vivos.

Respirar, hacer la digestión o que la sangre circule por las venas, exige calorías. Si consumimos menos de las que nuestro cuerpo necesita para sus funciones vitales puede llegar a quitarlas de los músculos, en lugar de las grasas.

Por eso lo primero que tenemos que calcular es el BMR o TMB , es decir, la  Tasa Metabólica Basal. Son las calorías que consumimos en reposo, sin hacer nada. Las que necesita nuestro cuerpo para vivir. Varía según la edad, peso, altura, etc. Existen varias fórmulas para calcular el BMR. Si quieres hacerlo automáticamente, muchas básculas incluyen sensores que lanzan electrodos a nuestro cuerpo, para calcular el BMR. Echa un vistazo a  estas básculas con análisis corporal de Amazon. Si lo quieres calcular manualmente, la fórmula para calcular el BMR o TMB  más conocida es la ecuación de Harris-Benedict :

  • Hombres: TMB = 66 + (13,7 x peso en kg) + (5 x altura en cm) – (6,75 x edad en años)
  • Mujeres: TMB = 655 + (9,6 x peso en kg) + (1. 8 x altura en cm) – (4,7 x edad en años)

Por ejemplo, si queremos calcular la TMB de una mujer que pesa 72 Kilos, mide 1,65 metros y tiene 32 años sería: TMB = 655 + (9,6 x 72) + (1,8 x 165) – (4,7 x 32) = 655 + 691,2 + 297 – 150,4 = 1493 calorías al día. Esas son las calorías que consume su cuerpo en reposo. Existe una fórmula más moderna llamada  ecuación de Mifflin-St. Jeor , que puedes aplicar en esta calculadora online. El BMR o TMB nos marca las calorías en reposo. Tenemos que multiplicarlas por una cifra, según nuestra actividad diaria (vale para hombres y mujeres):

  • TMB x 1,2: Poco o ningún ejercicio
  • TMB x 1,375: Ejercicio ligero (1 a 3 días a la semana)
  • TMB x 1,55: Ejercicio moderado (3 a 5 días a la semana)
  • TMB x 1,72: Deportista (6 -7 días a la semana)
  • TMB x 1,9: Atleta (Entrenamientos mañana y tarde)

Si la mujer de nuestro ejemplo hace ejercicio ligero, tendrá que aplicar la fórmula: TMB x 1,375 = 1493 x 1,375 = 2052 calorias. Esas son las calorías diarias que le hacen mantener su peso actual. Para adelgazar, tendrá que consumir menos calorías al día. ¿Cuántas menos? Se calcula que para adelgazar un kilo, hay que dejar de ingerir unas 7. 000 calorías. Una forma saludable de adelgazar es perder medio kilo a la semana, es decir, unas 3. En nuestro ejemplo, como esta mujer gasta 2052 calorías al día tendría que buscar una dieta de 2052 – 500 = 1552 calorías diarias para perder medio kilo a la semana , manteniendo su actual ritmo de vida. Hemos visto la fórmula que te dice cuántas calorías debes comer al día para adelgazar ..

¿Cuántas calorías hay que comer para bajar 5 kilos?

1) Come estas calorías – Las calorías no lo son todo en materia de perder peso, pero sí que tienen una gran importancia. Tienes que saber que al final uno adelgaza si quema más calorías de las que consume. Es así de simple. Para perder un kilo de grasa deberás tener un  déficit de al menos 7.

000 calorías. Entonces, ¿cuántas calorías hay que ingerir para adelgazar más de un kilo a la semana ?  Una vez que sepas cuántas calorías sueles consumir, has de reducir en 500 el número total. Es decir, si comes 2.

500, poner el tope en 2. 000 kcal Una vez que sepas cuántas calorías consumes en tu día a día (debes contarlas un par de días), debes bajar el número total en 500. Es decir, si normalmente comes 2. 800 calorías, has de empezar a ingerir solo 2. 300. De esta forma perderás 0,5 kilos por semana. .

¿Cuántas calorías hay en un kilo?

¿1000 calorías es un un kilo? NO – Muchas personas creen que perder 1000 calorías es equivalente a perder 1 kilo. Pero, cómo ya hemos visto, esta afirmación no es cierta en absoluto. De hecho, para poder perder 1 kilo debemos remodular nuestra alimentación y reducirla 7700 calorías.

  1. Cómo vemos, esta cantidad es muy elevada, por tanto, la mejor manera de conseguir reducirla es volviendo a configurar nuestros hábitos y, sobre todo, hacerlo de forma progresiva;
  2. Aquí te dejamos un ejemplo para que entiendas cómo sería una buena manera de bajar de peso de forma sana;

Para ello, tendremos que partir de la base de que un hombre adulto necesita unas 2000 calorías diarias y una mujer unas 1800.

  • Ana pesa 80 kilos y mide 1,65 cm
  • Quiere adelgazar 15 kilos
  • Para mantenerse en su peso tiene que consumir alrededor de 1800 calorías
  • Nuestro objetivo será intentar reducir 3500 calorías a la semana para, así, perder 0,5 kilo por semana, es decir, 2 kilos por mes
  • Diariamente, reduciremos sus calorías y haremos que consuma 1400, por tanto, estaremos reduciendo 400 por día, es decir, 400 calorías x 7 días a la semana: 2800 calorías/semana
  • Ahora, para llegar a las 3500 calorías menos a la semana tendremos que complementar la dieta con ejercicio físico. Simplemente, si dedica 3 días a la semana para ir al gimnasio ya conseguirá bajar de peso. Pues, en cada sesión, solo necesitará quemar unas 235 calorías para llegar a las 3500 semanales

Es decir, si realmente queremos bajar de peso no podemos centrarnos únicamente en reducir la ingesta alimentaria porque, si lo hacemos así, aguantaremos MUY POCO. A nadie le gusta pasar hambre y, realmente, es muy complicado mantener una dieta en la que pasas hambre. Lo mejor es ir poquito a poco pero constante. Si vamos perdiendo unos 2-3 kilos al mes, en cuestión de 6 meses habremos alcanzado los 12 kilos y, además, ¡apenas nos habremos dado cuenta! Es importante adelgazar sin pasar hambre para que podamos, realmente, mantener nuestro propósito.