Cual Es El Cereal Con Menos Calorias?

Cual Es El Cereal Con Menos Calorias
INDICACIONES PREVIAS A la hora de buscar cereales con que iniciar nuestro desayuno, pero con un contenido calórico adecuado, o tal vez bajo, es necesario que sepamos distinguir los que realmente contienen pocas calorías, de aquéllos que, debido a la adición extra de azúcares, miel, nueces y frutos secos en general, experimentan un repunte calórico.

Por ello, cuando queremos volver a los cereales saludables y con pocas calorías, lo mejor suele ser retornar a lo habitual, a lo básico: el trigo, los copos de arroz inflado, los cereales cocidos sin azúcar, y el maíz.

Y es que en general, cuando los cereales contienen pocos hidratos de carbono tienen un bajo nivel calórico. Y no es raro que el “déficit” de calorías de algunos cereales integrales y enteros, sea “compensado” con la adición de hidratos de carbono complejos y otros nutrientes que aportan beneficios aceptables.

  • Algo que está reconocido y autorizado por las directrices nutricionales y dietéticas de la USDA, para los estadounidenses;
  • Por lo que es imprescindible que lea las etiquetas nutricionales del cereal en cuestión, para decidir su balance calórico/nutricional;

Veamos el listado calórico de los diferentes tipos de cereales: LISTOS PARA COMER, BÁSICOS En una dieta de 2000 calorías, la FDA sugiere que 100 calorías o menos por porción (o el 20% del total diario) o incluso algo menos, debería ser el tope calórico.

  • Usando la taza medidora o ingiriendo los tamaños estándares de porción debería adaptarse a su objetivo de bajo consumo calórico;
  • Algunos ejemplos de este tipo de cereales se encuentran en los Kellogs All-Bran, que contienen sólo 78 calorías por porción, o bien los Corn Flakes de Kellogg y los Whole Grain de General Mills, que contienen ambos 100 calorías;

Otros cereales simples, con pocas calorías (aunque algo más que los ejemplos anteriores) son los Cherios de General Mills, con 110 calorías, los Kellogs Especial, de Kellogg, con 117 y los Avena Vida de Quaker, con 119. Otros, con un contenido relativo de azúcar algo mayor, pero aún con pocas calorías, incluyen las Miel Traineras, de Kellogg, que tienen sólo 104 calorías, y las Capitán Crunch, de Quaker, las Graham Oro, de General Mills y las Krispies de arroz, de Kellogg, con 105, 120 y 128 calorías respectivamente.

LISTOS PARA COMER, ENRIQUECIDOS Si buscamos incluir en nuestro desayuno algunos sabores adicionales, como chocolate, o azúcar extra, lógicamente veremos aumentada la cantidad de calorías, como podemos ver en los Reese, de General Mills o los Frosted Mini Trigo, de Kellogg, con 130 y 189 calorías respectivamente.

Asimismo, los “Básic 4”, de General Mills, contienen 210 calorías. Otro ejemplo de incremento calórico lo encontramos cuando los cereales vienen enriquecidos con nueces, o frutos secos en general. Donde encontramos los niveles calóricos más elevados por porción.

  1. Por ejemplo, las Granola Natural 100% de Quaker, contienen 195 calorías, y las Nut Bran con pasas, de General Mills, rondan las 200;
  2. Ante esto, la Asociación Americana del Corazón aconseja mejorar los cereales simples, con la adición de fruta fresca: más sano y con menos calorías totales;

CEREALES CALIENTES Ente los cereales con menor cantidad de calorías, además con menos contenido en azúcar, y más saludables, de acuerdo con la USDA, se encuentra el salvado de avena cocida, con sólo 88 calorías. Le siguen en cantidad de calorías, la Sémola de Maíz Quaker, el Malt-o-Meal, la Crema de Trigo de B&G Foods y el Granja Wheatena de Homedtat, con 104, 113, 131 y 136 calorías respectivamente.

  • Si queremos conseguir algunas calorías extra a base de una mayor cantidad de proteínas que los cereales bajos en calorías, podemos tomarnos una taza de avena cocida normal, o bien una de sémola de maíz enriquecido, con 166 y 172 calorías respectivamente;

La adición de media taza de leche desnatada aumenta la cuantía de calorías en otras 42, con lo que no es una proporción excesiva y proporciona una nutrición equilibrada..

¿Cuáles son los cereales que no engordan?

Las ‘versiones’ integrales del trigo, el centeno, la avena o el arroz te puede ayudar a perder peso y a tener una buena salud.

¿Cuál es el mejor cereal para bajar de peso?

Los mejores cereales buenos para adelgazar son los copos de avena. Son nutritivos, no tienen azúcares añadidos y poseen nutrientes buenos para el organismo y beneficiosos para la salud en general, tanto física como mental. Por supuesto, son ideales para reducir de peso, ya que no tienen apenas grasas.

¿Cuál es el cereal de dieta?

Una consulta que muy a menudo se hace a nuestros endocrinos y nutricionistas es acerca de que tipo de cereales son más adecuados para el desayuno. La primera consideración a tener en cuenta es que al ser un alimento seco es un alimento concentrado y por lo tanto: alto en calorías.

Esto a veces puede crear confusión al ver que en la mayoría de dietas para perder peso se proponen cereales para desayunar e incluso para cenar. El tema está en saber elegir los cereales más adecuados y controlar la cantidad que se toman.

Si es así, este desayuno es muy adecuado para quienes quieran bajar de peso y para las personas que deban limitar el contenido de sal o colesterol de la dieta. Los cereales se pueden combinar con frutas, leche o yogur y añadir canela o edulcorante al gusto.

En la  carta de desayunos con cereales  hay opciones variadas para incorporar estos desayunos. La mayoría de cajas de cereales acostumbran a recomendar una ración de 30 a 40g. Esta cantidad corresponde a  unas 140-160 calorías, a lo que se debe sumar las calorías de la leche que serán unas 90-110 o 160 en función de si es leche desnatada, semidesnatada o entera.

Así vemos que este desayuno estará alrededor de 210- 320 calorías, lo cual es perfectamente adecuado en una dieta hipocalórica. Una vez ya concretado esto, veremos que, en el etiquetado de las cajas, se evidencia una gran diferencia entre la composición de los cereales.

De todos los componentes, nos fijaremos especialmente en la cantidad de azúcar añadido y si contienen alimentos mezclados que aporten grasas (pepitas de chocolate, piñones, almendras…). Los cereales con y sin azúcar prácticamente tienen las mismas calorías porqué el azúcar y las harinas o cereales tienen prácticamente el mismo aporte de calorías.

El azúcar aporta 400 calorías por 100 gramos y por ejemplo el arroz unas 340 calorías por 100 gramos. Una diferencia de 60 calorías por 100 gramos de producto se convierte en una diferencia de solo 20 calorías cuando lo que se consume es una ración de 30-40g de alimento.

La diferencia fundamental no son estas 20 calorías de más o de menos sino los efectos que produce en el organismo el hecho de ingerir calorías procedentes del azúcar o procedentes de los cereales. Cuando se ingieren calorías a partir de cereales se ingieren también vitaminas, minerales y fibra, mientras que con el azúcar son calorías vacías, no contienen más nutrientes.

Otro aspecto a tener en cuenta es que el azúcar ingerido como tal, hace aumentar rápidamente el azúcar en sangre. Esta subida de azúcar vendrá luego compensada por una bajada provocada porqué el organismo ha tenido que generar insulina para compensarlo.

  1. Estas subidas y bajadas influyen, por ejemplo, desequilibrando la sensación de apetito-saciedad;
  2. Es por este motivo que  a menudo los cereales de desayuno que contienen azúcar sacian poco y “abren el apetito”;

Cuando se añaden alimentos grasos como el coco rallado, las pepitas de chocolate, nueces… sí que aumentan el aporte calórico de forma considerable. Esto es así porqué las grasas sí que tienen más calorías que los cereales y el azúcar. Revisando los cereales uno por uno veremos que los copos de avena son uno de los pocos cereales que se encuentran en el mercado a los que no se les ha añadido absolutamente nada.

Los hay de distintas texturas para que se pueda adaptar a diferentes desayunos: desayunos calientes tipo Porridge o un desayuno frío en el que simplemente se dejan reblandecer los copos con leche o yogur o compota y se añade canela en polvo o unas pasas.

Los copos de avena tienen una textura y sabor muy peculiar y a medida que se va cogiendo la costumbre de tomarlos, cada vez gustan más. La avena también contiene un tipo de fibra y fitoesteroles que ayudan a bajar los niveles de colesterol, por lo que son uno de los cereales de desayuno más recomendables.

Otros cereales que resultan interesantes son las mezclas de copos de cereales sin azúcar o los cereales hinchados sin azúcar. Estos cereales se acostumbran a vender en tiendas de dietética y tampoco tienen azúcar añadido.

See also:  Cuantos Gramos Son 1000 Calorias?

Por ejemplo hay: quinoa hinchada, copos de trigo sin azúcar, arroz hinchado, mueslis, etc. Estos cereales se toman con leche y yogur y se añade algún ingrediente para resaltar el sabor, por ejemplo canela o ralladura de limón o arándanos. También se pueden endulzar añadiendo unas gotas de estevia añadidas a la leche o al yogur.

Ya en el supermercado, unos cereales muy peculiares y poco conocidos en nuestro país son los Weetabix Original. Contienen alrededor de 4 gramos de azúcar por 100 gramos de cereal, están elaborados con cereales integrales y se comercializan en forma de barrita alargada para tomar con leche o yogur líquido.

En lo que se refiere a marcas más comerciales, los dos cereales con menos azúcar añadido son los copos de trigo clásicos (por ejemplo los Corn Flakes de Kellog’s) o el arroz hinchado (Rice krispies de Kellog’s). Ambos cereales contienen alrededor de 6-8 gramos de azúcar añadido por 100 gramos de cereales.

Calorías por 100g Azúcares Grasas
Copos de avena integral 359 kcal 1,2g 6,5g
Quinoa hinchada sin   azúcar 356 kcal 2,3g 2,7g
Weetabix Original 358 kcal 4,4g 2,0g
Corn Flakes Clasic 378 Kcal 8g 0. 9g
Kellog’s Special K 375 kcal 17g 1,5g
Muesli Jordan’s con   chocolate 470 kcal 24,4g 19,5g
Chocapic Nestle 394 kcal 28,7g 5,3g

Así que a la hora de elegir, si lo que queremos es seguir una dieta para bajar peso o simplemente una dieta sana que nos mantenga en un peso saludable, la mejor opción de cereales serían los copos de avena o los cereales hinchados sin azúcar. Si nos podemos permitir una cantidad de azúcar razonable, pondríamos cereales como los Corn Flakes o los Rice Krispies. Por encima de estos, el resto de cereales contienen una cantidad de azúcar a evitar. Si los desayunos con estos cereales menos endulzados no son de nuestro agrado, será mucho mejor optar por cambiar el desayuno de cereales por un desayuno a base de tostadas o bocadillo.

¿Cuál es el cereal más saludable?

TIPOS de CEREALES y BENEFICIOS – Hay de muchos tipos, pero los más saludables para el desayuno y que ofrecen energía para todo el día serían los siguientes:

  • El centeno entero. Es uno de los mejores cereales. Podemos desayunar una tostada de centeno con mermelada de ciruela, naranja o arándanos. Y la podemos combinar con un zumo natural, o cualquier infusión. El centeno aporta un tipo de fibra dietética con muy pocas calorías y mucha más fibra que el trigo entero.
  • El trigo sarraceno. Es rico en ácido linoleico (omega 3), minerales como el hierro o el cobre, vitaminas B1, B2, B3, B5 y ácido fólico. Es famoso sobretodo por su alto contenido en magnesio , esencial para la correcta asimilación del calcio. Además actúa como protector hepático , ayudando al hígado a sintetizar vitaminas y a depurar toxinas.
  • La avena. Es recomendable incluirla en el desayuno, acompañada, por ejemplo, de trocitos de manzana, fresas o uva. Es rica en vitaminas y aminoácidos, ideales para el hígado y el corazón. Es muy rica en fibra, favoreciendo tránsito intestinal y evitando el restreñimiento.
    • Es rico en vitamina A y ácido fólico;
    • Es ideal para depurar la sangre y para reducir el denominado colesterol malo;
    • El trigo sarraceno, además, activa el metabolismo para que queme grasas, eliminando toxinas y regulando la glucosa en sangre, a la vez que permite reducir el colesterol malo;

    Es adecuada para personas diabéticas y dispone de un alto índice de proteínas, perfectas para regenerar los tejidos.

  • La cebada. Un desayuno de papilla de cebada con fruta o un pan de cebada es un desayuno saludable. La cebada es uno de los mejores cereales para reducir por completo el colesterol malo. La más saludable es en grano entero.

¿Cómo comer cereal sin engordar?

La Asociación Española de Fabricantes de Cereales recomienda una ración diaria de 30 gramos por la mañana, acompañada de otros ingredientes como leche o yogur, ‘para mejorar la ingesta de calcio’, aunque si se prefiere, pueden añadirse trozos de fruta para reducir el aporte calórico.

¿Qué pasa si no ceno para adelgazar?

Consejos para evitar ese error – Aquí tenéis algunos consejos para que cenes ligero y consigas tu objetivo de perder peso de manera saludable:

  • Proteínas y grasas saludables

Un cena nutritiva y ligera debe estar cargada de proteínas como pollo, atún, el pavo, y de grasas buenas como por ejemplo el aguacate, aunque poca cantidad.

  • Olvida los carbohidratos refinados y la grasas saturadas

Deja el trocito de pan para el almuerzo, la pasta, cuyo principal ingrediente es la harina blanca, es difícil de digerir si no vas a realizar ejercicio después, y por tanto, es posible que se acumule en forma de grasa.

  • ¡Cuidado con las cantidades!

Es evidente que en la cena, la cantidad de comida  debe ser menor que en el desayuno y el almuerzo, pues no tienes posibilidad de gastar esas calorías después moviéndote, pues, aunque nuestro organismo también gasta energía mientras duerme, ésta es mínima.

  • Los refrescos suman calorías

Lo que bebes también influye en el aumento de peso, por tanto, nuestra recomendación es que bebas agua durante la cena, u optes por una infusión relajante, te vendrá genial para liberar el estrés del día. Cual Es El Cereal Con Menos Calorias No cenar para adelgazar solo hará que tu metabolismo vaya más lento, y consumas más calorías tras un período largo de ayuno. Por tanto, en vez de suprimir comidas, opta por organizar lo que comes y cuando lo comes..

¿Qué cereales puedo desayunar para adelgazar?

Los cereales que ayudan a perder barriga – Los cereales integrales son de grano entero Pexels Las investigaciones revelan que los cereales de grano entero son beneficiosos tanto como para preservar la salud como para guardar la línea. Esta variedad conserva los conservan las tres partes que los componen, es decir: el salvado, el endospermo y el germen.

Los cereales integrales son de grano entero y su aspecto es diferente que su variante procesada, en suele conservar solo su parte media, un factor que mejora su apariencia pero disminuye sus propiedades nutricionales.

La avena, las harinas blancas, el arroz blanco o los cereales de desayuno; bien combinados, pueden ser buenos aliados para reducir la curva de la barriga. La cantidad diaria recomendada incluiría una rebanada de pan integral, media taza de cereal de avena, y media taza de arroz integral.

Los cereales que pierden de grano medio pierden muchas propiedades Pexels Cuando se realizaron los estudios científicos concluyeron que, al cabo de 4 años la barriga participantes de menor consumo de grano entero aumentaba más de 2,5 cm, mientras que los que más tomaban engordaban la mitad.

La concentración de azúcar en sangre y la presión arterial sistólica eran mayores en el grupo que apenas tomaba cereales integrales en comparación con los demás. Los investigadores insisten en que lo importante de su descubrimiento es la vertiente que toca la salud, no sus beneficios para adelgazar: “Nuestros hallazgos apuntan a que tomar alimentos basados en grano entero como parte de una dieta saludable proporciona beneficios para la salud más allá de ayudarnos de perder o mantener el peso a medida que nos hacemos mayores”, explica Nicola McKeown, investigadora de Epidemiología Nutricional del USDA HNRCA.

¿Cuánto engorda el Corn Flakes?

Las calorías en nuestros cereales

Productos Porción 30g + 125 ml de leche semidescremada
Cereal La Lechera® Flakes 30g 175 kcal
Cereal Cini Minis® 30g 192 kcal
Cereal Lucky Charms® 30g 183 kcal
Cereal Corn Flakes 30g 172 kcal

.

¿Por qué es malo cenar cereal?

Por qué los cereales engordan para cenar – Es importante seguir una dieta equilibrada en la que haya un balance ente todos los grupos de alimentos, es decir, las proteínas, las frutas y verduras, las grasas saludables y los hidratos de carbono. Establecer una dieta variada y con un control de las calorías te ayudará a nutrir correctamente tu organismo, dándole lo que necesita para estar fuerte y sano. Pero ¿por qué los cereales engordan para cenar?

  • Por su gran aporte energético : los cereales se integran dentro del grupo de los ” carbohidratos complejos “, es decir, un grupo que tiene una gran importancia en nuestra dieta pero que tiene una serie de particulares en su ingesta al tratarse de un grupo alimentario que nos aporta una gran cantidad de energía, es decir, una gran cantidad de calorías.
  • Por su gran cantidad de calorías : los cereales engordan para cenar, básicamente porque estamos aportando a nuestro organismo una gran cantidad de calorías que, si no consume, terminarán acumulándose como grasa saturada, es decir, como la “reserva” de nuestra energía. Y todos sabemos que cuando la grasa se almacena en el cuerpo es mucho más difícil de quemar que si lo hacemos de forma inmediata.
  • Porque se asimila lentamente : no debemos olvidar que los cereales, al ser un carbohidrato complejo, se va asimilando lentamente en el organismo y, por tanto, durante todo el día iremos quemando sus calorías. Esto es completamente diferente a lo que ocurre con los hidratos simples (los azucarados, la repostería, la bollería industrial, etcétera) que se asimilan de forma directa y, por tanto, si en ese momento no se consumen, se almacenan como grasa saturada; de ahí que los bollos o los pasteles nos hagan engordar tanto.

Los cereales son, pues, complejos y, por tanto, si los tomamos a primera hora del día o a la hora de la comida tendremos todo el día para consumir sus calorías y, así, evitar que se almacenen en el organismo. Es por este motivo que los cereales NO se deben comer a la hora de la cena (porque no se gastará su energía) pero SÍ que deben tomarse a la hora del desayuno o del almuerzo , ya que nos aportará una gran cantidad de energía para pasar el día llenos de vitalidad.

¿Cuál es el cereal con menos azúcar?

Copos de maíz Cada vez son más las productoras de cereales industriales que han puesto en el mercado cereales de maíz como los de toda la vida pero con una fórmula infinitamente más saludable ya que no llevan azúcar.

¿Qué cereal recomiendan los nutriologos?

La avena, el arroz, el amaranto, el trigo, el maíz son cereales con un alto valor nutricional, pues contienen abundantes cantidades de proteína, carbohidratos, grasa naturales y fibra.

¿Por qué el cereal engorda?

Los cereales de desayuno tienen mucho azúcar. FALSO! Los cereales de desayuno tienen principalmente hidratos de carbono complejos que aportan energía al organismo. El contenido en hidratos de carbono simples (azúcar) de los cereales es bastante variable, depende de los ingredientes que se le añadan: chocolate, frutas, azúcar, miel, etc.

  • Normalmente los cereales infantiles, para conseguir la aceptación de esta población, suelen ser chocolateados, azucarados o con miel por lo que las cantidades de azúcar comparadas con los cereales de desayuno para adultos son un poco mayores;

Generalmente, una ración de consumo, aporta una media del 5% al 7% de la cantidad diaria orientativa (CDO) y para los cereales infantiles rondan el 10% de las CDO constituyendo normalmente una pequeña parte del azúcar de la dieta mientras que aportan vitaminas y minerales.

Por ejemplo, una ración (30g) de cereales Special K Classic aporta 7g de azúcar menos cantidad que una cuchara de postre que solemos tomar para endulzar un café. Los cereales de desayuno tienen muchas calorías.

FALSO! Todos los alimentos tienen nutrientes en su mayor o menor medida y según la cantidad en que se encuentren sus macronutrientes proporcionarán unas calorías u otras.

  • COMPONENTES CON VALOR ENERGÉTICO
  • HIDRATOS DE CARBONO
  • FIBRA
  • PROTEÍNAS
  • GRASAS
  • Kcal/g
  • 4
  • 2
  • 4
  • 9

Así, los hidratos de carbono proporcionan las mismas calorías que las proteínas y menos que las grasas. En el caso de los cereales de desayuno, lo que determina su valor calórico son principalmente los hidratos de carbono aunque también influyen el contenido en otras sustancias que se añaden como frutas, chocolate, azúcar, frutos secos, miel, etc. Una ración de cereales estándar* aporta 113 Kcal proviniendo la mayor parte de su energía 92kcal = 23g del almidón, hidrato de carbono complejo, y apenas contiene azúcares simples ni grasas

  • COMPONENTES CON VALOR ENERGÉTICO
  • ENERGÍA
  • PROTEÍNAS
  • HIDRATOS DE CARBONO
  • AZÚCARES
  • ALMIDÓN
  • GRASAS
  • FIBRA
  • SODIO
  • SAL
  • 100 g
  • 378 Kcal
  • 7 g
  • 84 g
  • 8 g
  • 76 g
  • 0. 9 g
  • 3 g
  • 0. 5 g
  • 1. 3 g
  • Ración (30g)
  • 113 Kcal
  • 2 g
  • 25 g
  • 2. 5 g
  • 23 g
  • 0. 3 g
  • 0. 9 g
  • 0. 15 g
  • 0. 4 g

(*) Cereales Corn Flakes de Kellogg´s Los hidratos de carbono no son adecuados para realizar una dieta. FALSO! Los hidratos de carbono no se deben eliminar de la dieta independientemente de que se quiera perder peso, ya que constituyen la base de una alimentación variada y equilibrada. No desayunar, o desayunar poco, me ayuda a perder peso o sentime mejor.

FALSO! El desayuno es la primera comida del día después de estar toda la noche sin ingerir ningún alimento. El desayuno te permite tener la energía adecuada para llevar a cabo las actividades diarias. Además tiene otros beneficios: las personas que desayunan tienen una mejor calidad global de la dieta ya que los nutrientes que no se ingieren en el desayuno, frecuentemente no son compensados durante el resto de comidas del día; tienen menor riesgo de sobrepeso y obesidad, tienen un mejor rendimiento físico e intelectual y su nivel de bienestar general es mayor.

Un desayuno completo ha de estar formado por: • Cereales: tienen hidratos de carbono que aportan energía y otros nutrientes como vitaminas y minerales • Lácteos: aportan proteínas, grasas, vitaminas y calcio • Fruta: aporta vitaminas y minerales, fibra, antioxidantes, etc. Saltarse una comida adelgaza. FALSO! No es recomendable hacerlo porque así se llega con más hambre a la siguiente ingesta y se realizan comidas más copiosas, produciéndose el efecto contrario al deseado. No se deben cenar hidratos de carbono. FALSO! No es cierto que el consumo de hidratos de carbono por la noche engorde más o menos, no existe evidencia científica consistente que demuestre este hecho.

  • Los hidratos de carbono y las proteínas aportan las mismas calorías: 4 kcal por gramo y las grasas 9 kcal y esto es independiente del momento del día en que se consuman;
  • Mezclar hidratos de carbono y proteínas en la misma comida engorda;

FALSO! El ser humano puede digerir y asimilar dietas con grandes porcentajes de proteínas y de hidratos de carbono. Las enzimas que se encargan de la digestión son muy específicas y nada prueba que la digestión de los hidratos de carbono se vea perturbada por la presencia de proteínas o viceversa.

Además, en la naturaleza hay alimentos que combinan proteínas e hidratos de carbono como las legumbres. 1 gramo de hidratos de carbono y 1 gramo de proteínas aportan las mismas calorías: 4 kcal. Los alimentos integrales adelgazan.

FALSO! Estos alimentos contienen mayor cantidad de fibra que los alimentos refinados por lo que proporcionan una mayor sensación de plenitud. Esto ayuda a controlar el apetito y por tanto el peso, pero no adelgazan, así que no se puede decir que existan alimentos adelgazantes.

Tomar fruta después de comer engorda. FALSO! La fruta de consumo más habitual aporta unas 50 Kcal/100 g. Nuestro organismo no computa las calorías de un alimento de diferente modo si se toma antes o después de otro alimento.

No obstante, en ocasiones se recomienda el consumo de fruta antes de la comida ya que el poder saciante de la fibra puede ayudar a que se coma menos y, de ese modo, se tomen menos calorías. Light es sinónimo de alimento sin calorías. FALSO! Según la legislación vigente, los productos light deben aportar como máximo 1/3 de las calorías del alimento “no light”.

Esto significa que aunque aporten menos calorías que el producto original, siguen teniendo un aporte calórico. Las dietas basadas en el consumo de un único alimento son efectivas. FALSO! El consumo elevado de un alimento o grupo de alimentos ofrece una rápida pérdida del peso corporal pero a costa de producir desequilibrios en el organismo.

En estas dietas predomina un macronutriente y suelen ser muy monótonas, poco apetecibles e imposibles de mantener a largo plazo. Por ello, se opta por comer menos y se disminuye el peso como consecuencia de una baja y poco saludable ingesta de calorías.

Se adelgaza a expensas de perder líquidos, minerales y, en menor proporción, proteínas y algo de grasa. Cuando se finaliza la dieta suele producirse el efecto rebote: se vuelve a recuperar el peso perdido e incluso puede llegar a aumentarse.

Las grasas trans y/o hidrogenadas son ingredientes artificiales. FALSO! Estas grasas se añaden a los alimentos para mejorar su sabor y textura, prolongar su conservación haciéndolos más resistentes a la oxidación y evitar el sabor a rancio. Se obtienen sometiendo a la grasa insaturada a un proceso industrial de hidrogenación que la hace más sólida, lo que origina la aparición de los ácidos grasos trans.

  1. Por ello, las grasas trans están principalmente en alimentos procesados, aunque también hay grasas trans de forma natural en algunos alimentos como la leche;
  2. Por tanto, no todas las grasas trans aparecen tras un proceso industrial;

En cualquier caso, es recomendable reducir al máximo la ingesta de grasas trans en la dieta porque aumentan la concentración de lipoproteínas de baja densidad (LDL) y disminuyen las lipoproteínas de alta densidad (HDL) en la sangre, elevando el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares.

Beber agua en las comidas engorda. FALSO! El agua no contiene calorías ya que no aporta macronutrientes ni energía a nuestro organismo, por lo tanto no puede engordar. Los diabéticos no pueden tomar cereales, ni otros alimentos con alto contenido en hidratos de carbono.

FALSO! Los diabéticos tienen resistencia o no producen suficiente insulina, que es la hormona que introduce la glucosa en las células, por lo que, tras la ingesta de un alimento, la glucosa no entra en las células y se produce un exceso de glucosa en sangre.

Ciertos alimentos contribuyen a que haya más glucosa disponible en un periodo de tiempo más corto una vez son ingeridos (alimentos ricos en azúcares simples o de absorción rápida) como por ejemplo los caramelos.

Sin embargo, hay otro tipo de alimentos cuyos azúcares se absorben paulatinamente (alimentos ricos en azúcares complejos o de absorción lenta), como los cereales de desayuno, la pasta y el arroz. Se suele pensar que un diabético debe tener una ingesta exenta de todo tipo de azúcares cuando en realidad, siempre que lleven un buen control insulínico, pueden consumir prácticamente con normalidad los alimentos con un alto contenido en hidratos de carbono, aunque deberán de tener especial cuidado con aquellos que sean de absorción rápida.

De hecho, los hidratos de carbono han de constituir la base de la alimentación del diabético debiendo aportar más del 55-60% de la energía diaria, preferiblemente eligiendo los hidratos de carbono complejos y los que son ricos en fibra.

Los celiacos no pueden tomar cereales de desayuno. FALSO! Los celíacos tienen intolerancia a las proteínas que forman el gluten, la gliadina y la glutenina. Éstas, existen en todos los cereales a excepción del maíz, arroz, sorgo y mijo. Normalmente los cereales más utilizados para la fabricación de cereales de desayuno son el trigo, el maíz, el arroz y la cebada. Desayunar mejora el estado nutritivo y el rendimiento a lo largo del día. VERDADERO! Desayunar ayuda a tener ingestas más altas de la mayor parte de los nutrientes que el organismo necesita a lo largo del día. La dieta global de las personas que desayunan es de mejor calidad que la de los que no lo hacen: suele ser una dieta con menos grasa, más rica en hidratos de carbono, fibra y vitaminas y minerales.

  1. Por lo tanto, un celíaco si que puede tomar cereales de desayuno;
  2. Se trata de que elija aquellos que no tiene las proteínas que constituyen el gluten como los cereales de desayuno de maíz o arroz;
  3. Diferentes estudios muestran los beneficios del hábito del desayuno;

Aquellas personas que desayunan tienen un mejor rendimiento físico e intelectual que las que no lo hacen. El desayuno es la primera comida del día, aporta energía y nutrientes necesarios para realizar las actividades diarias. Los cereales de desayuno mejoran el aporte de vitaminas y minerales de la dieta.

  1. VERDADERO! Si;
  2. En principio una alimentación variada y equilibrada es suficiente para cubrir las necesidades de vitaminas y minerales;
  3. Sin embargo, la alimentación que se sigue hoy día no es adecuada, la ingesta media de alimentos de los españoles se encuentra descompensada, se consumen muchas grasas y proteínas y pocos hidratos de carbono, frutas, verduras y hortalizas;

Además se consumen más alimentos procesados, precocinados y se realizan más comidas fuera del hogar, siendo deficitaria la ingesta de determinados nutrientes esenciales como vitaminas y minerales, por ello, para asegurar la ingesta adecuada de algunos micronutrientes es bueno tomar cereales de desayuno enriquecidos.

Se pueden tomar cereales en otros momentos del día. VERDADERO! Los cereales de desayuno pueden ingerirse en cualquier momento del día. Tomarlos a media mañana y/o merienda es una buena opción para alcanzar las recomendaciones diarias de hidratos de carbono y aportan vitaminas y minerales por lo que será más fácil llegar a las cantidades diarias recomendadas de las mismas.

Además, el consumo de cereales facilita el consumo de lácteos para acompañarlos con lo que se favorece la ingesta de las recomendaciones de calcio. Por otro lado, otra buena opción a pesar de la creencia popular, es ingerirlos en la cena ya que se evita consumir otros alimentos más calóricos y se consumen otros nutrientes (hidratos de carbono, calcio, vitaminas,…) y (fibra alimentaria) que no se hayan ingerido durante el día.

¿Cuál es el cereal menos dañino?

Según Ríos, ‘los cereales de desayuno reales y saludables son los copos de avena y los copos de centeno integrales’, cuyas bondades a la hora de combatir la diabetes tipo 2 o el sobrepeso han sido demostradas en distintas ocasiones.

¿Cuáles son los cereales más sanos para desayunar?

¿Cuáles son los cereales más saludables para el desayuno? – La nutricionista recomienda que no hay que hacerle caso a ciertas alegaciones a la salud que aparecen en la publicidad de este alimento, “tampoco a las imágenes de chicas delgadas, cinta métrica, básculas, ni a las palabras que evocan salud o cuidarse (como slim, fit, healthy.

)”. Y añade: “Entre los cereales saludables que podemos encontrar en supermercados y/o tiendas de herbodietéticas se encuentran los copos de espelta, cebada, avena, amaranto, quinoa, etc. al natural o también hinchados.

Eso sí, aunque compremos estos cereales en herbolarios o parafarmacias o aunque sean ecológicos, revisemos, de nuevo, el etiquetado nutricional, ya que pueden y suelen existir opciones menos saludables”. Cabe resaltar que, “Como cualquier otro cereal, además de contener vitaminas y minerales, su función principal es energética, por lo que son recomendados para aportar vitalidad.

¿Qué pasa si desayuno cereal todos los días?

Los cereales son una fuente importante de nutrientes, vitaminas y minerales. Se trata de una de las principales fuentes de energía dentro de una dieta balanceada. Sin embargo, qué pasa con las presentaciones de cereal en caja, esas que son comúnmente consumidas durante el desayuno.

¿Qué tan saludables son estas presentaciones? Aunque están hechos a partir de granos enteros, como el trigo y la avena, lo cierto es que no todos son especialmente recomendables por expertos para formar parte de una dieta diaria.

Básicamente todo depende del tipo de cereal. Es decir, existen algunas presentaciones -las que van dirigidas para niños particularmente- que tienen altos índices de azúcar , por lo que definitivamente no son consideradas como un alimento saludable. Por el contrario, existen otras presentaciones cuyo contenido de azúcar es menor, y tienen en cambio altos índices de fibra y vitaminas.

Son estas las que se pueden incluir sin problema alguno dentro de una dieta balanceada. De acuerdo con la nutricionista estadounidense Lisa Drayer, un cereal en caja puede contribuir a un desayuno saludable y balanceado, siempre y cuando esté fabricado a base de granos enteros, sea bajo en azúcar y se complemente con algo de fruta fresca y leche baja en grasa.

Conoce más: 5 errores que cometes durante el desayuno Drayer recomienda que, para que un cereal en caja represente una opción de desayuno viable, debe cumplir ciertos requisitos, como: -Estar fortificado con vitaminas y minerales, incluyendo vitaminas B y hierro.

-Contar con al menos 3 gramos de fibra y menos de 8 gramos de azúcar. La experta subrayó que los cereales menos recomendables son aquellos que contienen una mayor cantidad de azúcar y en menor medida fibra y proteína.

El consumo frecuente de estas presentaciones puede llegar a causar un aumento en los niveles de azúcar en la sangre, ocasionando que se tenga la sensación de hambre en un corto periodo de tiempo y propiciando, a largo plazo, un aumento de peso. En la medida de lo posible, los especialistas recomiendan cambiar el consumo de cereal de caja por el natural, como la avena.