Cuantas Calorias Tienes Que Comer Para Engordar?

Cuantas Calorias Tienes Que Comer Para Engordar
Alimentos para engordar Se considera que para subir peso la dieta debe aportar unas 2500-3000 calorías diarias.

¿Cuántas calorías se necesitan para subir de peso?

Para engordar se suele recomendar aumentar 500 kcal al total de las calorías calculadas anteriormente, es decir, GCT= (Metabolismo basal x factor de actividad física) + 500 kcal. La cantidad de calorías a aumentar dependerá del peso de la persona, género, estatura, edad y del tiempo en que se quiera aumentar de peso.

¿Qué pasa si como 1500 calorías al día?

Plan de comidas de 1. 500 calorías – En otro estudio, los adultos siguieron un programa comercial de pérdida de peso que proporcionaba 500, 1. 200-1. 500 o 1. 500-1800 calorías al día. Al cabo de un año, los que siguieron la dieta de 1. 200-1. 500 calorías al día experimentaron una pérdida de peso media de 6,8 kg.

  1. Aunque factores como la edad, el sexo y el nivel de actividad pueden hacer que las necesidades calóricas varíen, una ingesta de 1;
  2. 500 calorías suele ser inferior a la que necesita una persona media;
  3. Por ello, esta dieta puede ayudar a algunas personas a perder peso;

El número de calorías que hay que consumir en un día no sólo depende de la dieta, sino también del nivel de actividad física. Los expertos creen que una dieta de 1500 calorías, que es 500 calorías menos que una dieta de 2000 calorías, es suficiente para perder 0,45 kg en una semana.

¿Cómo puedo engordar 10 kilos en una semana?

¿Cómo ganar 2 kilos en una semana?

¿Cuántas calorías debo consumir para subir 5 kilos?

Alimentos para engordar – Se considera que para subir peso la dieta debe aportar unas 2500-3000 calorías diarias. Pero para que exista un equilibrio y no engordes a expensas sólo de las grasas, tu dieta debe ser equilibrada:

  1. Proteínas. Deben estar en una proporción algo superior al 15% de las dietas habituales, en torno a un 18%. Para ello es importante que hagas un balance entre las proteínas de origen animal (pollo, pavo, pescado azul, huevos) y las proteínas vegetales que también debes ingerir (legumbres, frutos secos y cereales).
  2. Consume frutos secos  diariamente. Además de proteínas contienen ácidos grasos saludables que protegen tu corazón. Procura que sean al natural o tostados sin sal, para que no aumentes el sodio y te suba la presión arterial.
  3. Los lácteos, enteros. Habitualmente recomendamos lácteos desnatados, para reducir las grasas, pero en este caso, los lácteos enteros son fuente de proteínas, hidratos y grasas sanas que fortalecerán tus huesos y tus músculos. Para evitar que el colesterol se dispare puedes tomarlos semidesnatados también.
  4. Semillas de lino, sésamo, chía, son ricas en aminoácidos esenciales es decir, que van a formar proteínas de alta calidad. Mézclalas con yogur o con frutas y hazte un batido energético y nutritivo para merendar.
  5. Aguacate. Es un fruto oleaginoso, pero sus ácidos grasos son saludables y aporta calorías. Cuida del corazón y del hígado. Puedes realizar guacamole para untar con pan, o mezclarlo en ensaladas.
  6. Igualmente el pescado azul y el aceite de oliva van a proporcionar ácidos grasos que cuidan el corazón y las arterias pero te van a ayudar a compensar el peso.

¿Cuánto es 1000 calorías?

1000 calorías es 1 kcal, lo que comúnmente llamamos una caloría.

¿Qué pasa si como 2000 calorías en un día?

Seguramente recuerdes alguna vez en la que has comido más de lo que necesitabas. Sin embargo, la ingesta excesiva de calorías en un día puede traer efectos negativos a largo plazo, como por ejemplo el aumento del almacenamiento de grasa, el deterioro del control endocrino (hormonal) y los cambios en el músculo esquelético y el tejido adiposo, según Science Alert.

El ser humano tiene la capacidad de comer en exceso durante un largo periodo. De hecho, existen concursos de comida que consisten en ingerir grandes cantidades de alimentos  en determinado tiempo. A pesar de que el tipo de comida varía, los más comunes son comida basura y postres.

Si bien es cierto que eres capaz de comer en exceso, la sobrealimentación puede tener consecuencias negativas para tu salud aunque solo lo hagas por 24 horas. En este sentido, la elevación de las concentraciones de azúcar en la sangre puede ser una de ellas.

¿Qué pasa si como más de 2.000 calorías al día?

Más ejercicio y menos alimentos – El primer paso para perder peso es crear un déficit de calorías, lo que se traduce en consumir menos de las que se queman en un día. Una de las formas de conseguir este objetivo es incrementando la actividad física. En palabras del Centro para la Prevención del Control de Enfermedades al diario Times of India , es aconsejable hacer ejercicio de manera moderada durante al menos 150 minutos por semana.

Sin embargo, en caso de querer crear un déficit de calorías, “hay que ser más activo”. A esto se suma un descenso en la ingesta de alimentos , para lo que se recomienda asistir primero a un médico o nutricionista, que elaborará un plan en el que el menor consumo de esta energía que requiere el cuerpo y la pérdida de peso estén relacionados.

“Si quieres perder alrededor de 0,25 kilos por semana, hará falta fomentar un déficit calórico de 250 calorías diarias”. Lo mismo pasa si desea adelgazar 1 kilo cada siete días: será necesario un déficit de mil calorías diarias. A la hora de iniciar una dieta de adelgazamiento es importante tener en cuenta el número de calorías que se consumen (Unsplash) Desde el Centro para la Prevención del Control de Enfermedades instan a poner en conocimiento de un profesional el deseo de comenzar una dieta de adelgazamiento. Cuanto mayor sea el déficit, más rápida será la pérdida de peso, si bien hay que asegurarse de no ingerir por debajo de 1200 calorías al día. ” Comer muy pocas puede ralentizar el metabolismo , lo que es contraproducente”. La ingesta varía en función de la edad, el sexo, el peso y el nivel de actividad La ingesta de menos de 1200 calorías diarias puede provocar los siguientes problemas :

  • Tensión baja
  • Deficiencias de vitaminas y minerales
  • Alteración del ciclo menstrual
  • Pérdida de cabello
  • Problemas digestivos
  • Estreñimiento y fatiga

¿Qué pasa si comes 1000 calorías al día?

Dieta 1000 calorías es sinónimo de una peligrosa dieta milagro. ¿Sabes por qué? Cuando queremos perder grasa corporal, tenemos multitud de caminos para poder conseguirlo, pero desgraciadamente no todos los métodos son adecuados, nos encontramos con dietas restrictivas que tienen más efectos negativos que positivos, como la dieta 1000 calorías.

See also:  Cosas Que Tienen Calorias?

Además del temido efecto rebote, repercutirán negativamente en nuestra salud, tanto física como mental. Dietas tan restrictivas en calorías como la dieta 1000 calorías van a producir una pérdida de masa muscular que a largo plazo, además, producirán un estancamiento en la pérdida de peso con sus consiguientes efectos negativos en la salud.

Sobre todo si el uso de este tipo de dietas se prolonga en el tiempo. Y si quieres quemar grasa de manera exprés, en Entrenarme queremos ayudarte con esta guía gratuita. ¡Descárgatela ahora! Cuantas Calorias Tienes Que Comer Para Engordar Sobre esto, debemos recordar que la masa muscular no tiene solo la función de producir movimiento, sino que además, en la literatura científica, empieza a existir un consenso sobre su papel como mediador hormonal , muy importante a lo largo de la vida. Además, en mujeres, pueden ocasionar las temidas amenorreas (pérdidas del ciclo menstrual ) y producir desajustes hormonales, que también generan efectos adversos sobre la salud; tales como osteoporosis, infertilidad, falta de apetito sexual y variaciones drásticas de peso.

  1. Por otro lado, en personas jóvenes y en etapas de desarrollo -como suelen ser adolescentes- este tipo de dietas pueden disminuir además el propio crecimiento;
  2. Es decir, su desarrollo óseo a nivel de densidad mineral-ósea;

Esto es muy importante puesto que es en estas edades hasta la edad adulta donde se fijan los picos máximos de densidad ósea y que son de vital importancia durante toda la vida de la persona. Y no, no ayudan a adelgazar , ya que, a largo plazo, el cuerpo entenderá la falta de alimento como un riesgo, asumiendo un estado de alerta permanente que, en vez de gastar la energía, la reserva en forma de grasa, por lo que con el tiempo produce el efecto contrario.

¿Por qué no subo de peso?

  • Giulia Granchi
  • BBC News Brasil

10 febrero 2022 Cuantas Calorias Tienes Que Comer Para Engordar Fuente de la imagen, Archivo personal Pie de foto, Vivian Gomes, de 27 años, mide 1,62 m y pesa 46 kilos, y está intentando engordar. Mientras miles de personas intentan perder peso por motivos estéticos o de salud, también hay quienes, por más que lo intentan, no consiguen ganar masa. Las razones por las que no ganan kilos van desde características genéticas, como una tasa metabólica basal alta (la cantidad de energía que el cuerpo gasta simplemente para mantenerse con vida) heredada de la familia, hasta el uso de medicamentos específicos o enfermedades como hipertiroidismo, la diabetes y afecciones psiquiátricas como la depresión o la ansiedad crónica.

Para la médica recién graduada Vivian Gomes, de 27 años, nunca tuvo muchas dudas de por qué le costaba subir la cifra que le marcaba la báscula: el biotipo lo heredó de su padre, que era bastante alto y delgado.

Con su 1,62 metros de estatura, pesa hoy 46 kilos y sigue tratando de aumentar de peso, aunque sus turnos como médico general interfieren con la organización de su rutina alimentaria. “Es una insatisfacción con la que vivo desde pequeña. Sufrí cierto bullying , eso de escuchar chistes que se repiten y acaban doliendo”, recuerda.

Hasta el día de hoy, cree que su apariencia puede perjudicar su credibilidad como profesional del ámbito médico. “Puede ser una impresión que tengo por todo lo que he vivido, pero escucho comentarios como ‘¿Pueden trabajar los niños?’ o a pacientes que preguntan por mi edad porque soy demasiado pequeña”.

Durante su infancia y adolescencia, probó desde dietas para engordar hasta el uso de complementos alimenticios como los hipercalóricos. “El problema es que no seguí nada a conciencia, así que no funcionó”. La meta se hizo aún más difícil cuando, hace siete años, le diagnosticaron el síndrome del intestino irritable, un trastorno que causa dolor abdominal y episodios de diarrea, lo que lleva a la pérdida de peso.

¿Qué es lo que más engorda?

Patatas fritas – Las patatas fritas, ya sean las típicas de bolsa, en su versión patatas paja, las que nos ponen como complemento en un plato combinado, en un McMenú, o las que cocinamos en nuestra casa en una sartén con aceite hirviendo y sal, se encuentran en la cúspide de la pirámide señalada por el investigador.

En román paladino: son una auténtica bomba calórica y, además, un producto altamente insano. Lo advirtió en 2011 una investigación realizada por la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Harvard sobre una cohorte de más de 120.

000 sujetos. El trabajo señaló que las patatas fritas es el alimento que más engorda. De hecho, tal y como señala Martínez-González, este trabajo muestra que “la ingesta de patatas fritas está más relacionada con la ganancia de peso que comer bollería, galletas y pasteles”.

¿Cómo engordar sin comer?

¿Cuánto es lo máximo que se puede engordar en una semana?

No es una situación tan extraña. Sale tarde del trabajo y no tiene ganas de ir al gimnasio ni de lanzarse al running. En su cocina, solo luce una destartalada pizza en el congelador. ¡Al horno! Se para a pensar que hoy ha almorzado sándwiches y unas patatas fritas de la máquina. Y anteayer hubo un cumpleaños en la oficina en el que se pusieron morados de tanto pastel.

  • Mañana, ha quedado a cenar con una amiga a la que hace tiempo que no ve;
  • “Después”, imagina mientras muerde la pizza con extra de queso, “irán a tomar unas copas a la coctelería de moda que inauguraron hace un mes”;

Y cuando se levante con hambre -es lo que tiene la resaca- no querrá, precisamente, un desayuno frugal. ¿Se nos ha ido de las manos? Tranquilidad: una semana aislada de abusos tiene poca repercusión en una persona sana de vida activa. A lo sumo, subiremos unos gramos la cifra de la báscula (y, quizás, también el colesterol).

  • Pero, ¿de qué aumento de peso podemos llegar a hablar? “Un periodo de excesos va a suponer siempre que el cuerpo engorde, pues la energía ni se crea ni se destruye, solo se transforma;
  • Y en este caso lo hará en forma de grasa”, explica el profesor Ángel Gil , catedrático de Bioquímica y Biología Molecular de la Universidad de Granada y presidente de la Fundación Iberoamericana de Nutrición;
See also:  Cual Bebida Alcoholica Tiene Menos Calorias?

El experto hace la cuenta. Cada 1. 000 calorías de más que se incorporen en la dieta (un adulto ha de ingerir entre 1. 900 y 3. 500, en función de su sexo, peso o edad, según la FAO) , sumamos entre 60 y 80 gramos de grasa pura (sin tener en cuenta el componente acuoso).

Ojo: solo el brownie tiene 500 calorías. “En el supuesto de que una persona incorporara 1. 500 calorías de más por jornada [el equivalente a una dieta equilibrada a la que se suma un par de refrescos, una bolsa de patatas fritas, exceso de frutos secos y un postre dulce o de chocolate], en una semana sin límites acumularía un superávit de 10.

500 calorías”. Conclusión: la ganancia de peso sería de entre 1 y 2 kilos en ese lapso de tiempo. “Que es lo que suele suceder en Navidad, cuando la gente se atiborra a mantecados, turrones, come y bebe de todo, deja de ir al gimnasio y no se mueve”, apostilla el catedrático.

“El equilibrio calórico es como una balanza. Para mantener su peso corporal, las calorías que se consumen (de los alimentos) deben equilibrarse con las calorías que se gastan (para las funciones corporales normales, las actividades diarias y el ejercicio)”, afirman desde el Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC).

Este organismo recomienda 2 horas y 30 minutos de actividad aeróbica moderada/intensa (por ejemplo, caminar a paso ligero) cada semana, y actividades de fortalecimiento muscular que trabajen los principales grupos durante dos o más días a la semana. Para perder ese par de kilos de más que se han ganado en una semana, se necesita el doble de tiempo.

“Esa persona podría volver a la normalidad antes, pero tendría que esforzarse mucho. Lo normal es que tarde 14 días. Es más fácil acumular grasa que perderla, porque el organismo tiene mecanismos de ahorro de energía.

Almacena grasa rápidamente para disponer de ella en caso de necesidad. Si empezamos una dieta, el organismo se pone en alerta [y cuando lo privamos de grasa, recurre a la reserva]”, señala Luis Serra Majem , presidente de la Fundación para la Investigación Nutricional y de la Academia Española de Nutrición y catedrático de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria.

Para perder el par de kilos que ha ganado en una semana, se necesita el doble de tiempo. Y a las personas con sobrepeso les costará más, debido al metabolismo basal “Cuando se hace una dieta, en la primera semana se pierde más agua, y esto explica que el descenso de peso sea más rápido al principio y después el ritmo decelere”, detalla Serra, quien también preside la ONG Nutrición Sin Fronteras.

“Desde el punto de vista metabólico, en esa primera semana no se está restando grasa”, prosigue. Así las cosas, los 2 kilos ganados en una semana de colmo tardan dos en eliminarse. Y el asunto es más complejo para las personas con sobrepeso. Si el individuo ingiere más calorías de la cuenta y hace menos ejercicio físico del debido, se vuelve más propenso a almacenar la energía extra que le sobra en forma de grasa, como asevera la OMS.

  1. Entonces, una bolsa de golosinas, ¿engorda igual a una persona de peso equilibrado que a otra a la que le sobran los kilos? “Desde el punto de vista relativo, sí”, indica el profesor Serra;
  2. La clave está en el metabolismo basal, que es el gasto de energía del cuerpo en un día normal de la vida, sin moverse, por el mero hecho de existir y para poder funcionar con normalidad: circulación sanguínea, respiración, cerebro, riñones, latidos del corazón… Todo esto, según Tratado de Nutrición, del profesor Ángel Gil Hernández, supone el 70% del gasto energético del organismo, y solo el resto se debe a la actividad física y a la producción de calor;

Por lo que un metabolismo basal lento hará que unos engorden más que otros. Efectivamente: el sobrepeso y el sedentarismo entorpecen este proceso. La cuestión es: ¿debemos entonces preocuparnos por lo que somos capaces de engordar durante una semana o más bien por mantener un estilo de vida lozano que nos permita fulminar con prontitud la huella del libertinaje? “Lo importante es seguir un patrón saludable de manera habitual”, responde Serra Majem.

¿Cómo saber si eres muy delgada?

¿Cómo hacer para dejar de ser tan flaca?

¿Cómo subir de peso en 3 días?

¿Cuántas calorías hay que comer por día?

Una de las claves para mantener un peso ideal consiste en comer sano y con moderación. Aunque no todo es cuestión de contar calorías , nunca está de más saber cuántas se deben consumir diariamente, según aconsejan los expertos. La ingesta calórica correcta siempre va a depender de cada persona, tal como señala la Fundación Española de Nutrición , que apunta que las necesidades nutricionales varían según la edad, el sexo y el estado de salud.

En general, la Organización Mundial de la Salud establece un cálculo genérico : entre 1. 600 y 2. 000 calorías al día para las mujeres, y para los hombres entre 2. 000 y 2. 500. Pero para conocer la necesidad energética de cada persona de manera más exacta hay que tener en cuenta 2 factores: el metabolismo basal y la actividad física.

Lo que las bebidas ‘bajas en calorías’ le hacen a tu cerebro y a tu cuerpo El metabolismo basal hace referencia al número de calorías que gastamos en funciones fisiológicas como respirar, comer, dormir. Es decir, son los requerimientos energéticos del cuerpo para realizar funciones básicas (continua renovación de estructuras corporales, circulación sanguínea, respiración, etc. La Fórmula de Harris-Benedict  permite calcular con precisión la cantidad de calorías que debes consumir al día según tu peso:

  • Mujeres : [655 + (9,6 × peso en kg) ] + [ (1,8 × altura en cm) – (4,7 × edad)] × Factor actividad.
  • Hombres : [66 + (13,7 × peso en kg) ] + [ (5 × altura en cm) – (6,8 × edad)] × Factor actividad.

Para añadir la cifra correspondiente al ‘factor actividad’ hay que tener en cuenta estas condiciones:

  • 1,2 para personas sedentarias
  • 1,375 para personas con poca actividad física (ejercicio de 1 a 3 veces por semana).
  • 1,55 para individuos que realizan actividad moderada (ejercicio de 3 a 5 veces por semana).
  • 1,725 para personas que hacen actividad intensa (ejercicio de 6 a 7 veces por semana).
  • 1,9 para atletas profesionales (entrenamientos de más de 4 horas diarias).
See also:  Cuantas Calorias Hay Que Perder En El Gimnasio?

Aunque esta fórmula es algo compleja, hay otras más sencillas que también darán un resultado aproximado para los adultos: 

  • Hombres: multiplicar el peso en kg por 25.
  • Mujeres: multiplicar el peso en kg por 23.

Ante todo, es muy importante seguir siempre las recomendaciones de los profesionales para saber qué necesita cada persona según su estado de salud..

¿Cuánto es lo máximo que se puede subir de peso en una semana?

No es una situación tan extraña. Sale tarde del trabajo y no tiene ganas de ir al gimnasio ni de lanzarse al running. En su cocina, solo luce una destartalada pizza en el congelador. ¡Al horno! Se para a pensar que hoy ha almorzado sándwiches y unas patatas fritas de la máquina. Y anteayer hubo un cumpleaños en la oficina en el que se pusieron morados de tanto pastel.

  • Mañana, ha quedado a cenar con una amiga a la que hace tiempo que no ve;
  • “Después”, imagina mientras muerde la pizza con extra de queso, “irán a tomar unas copas a la coctelería de moda que inauguraron hace un mes”;

Y cuando se levante con hambre -es lo que tiene la resaca- no querrá, precisamente, un desayuno frugal. ¿Se nos ha ido de las manos? Tranquilidad: una semana aislada de abusos tiene poca repercusión en una persona sana de vida activa. A lo sumo, subiremos unos gramos la cifra de la báscula (y, quizás, también el colesterol).

  1. Pero, ¿de qué aumento de peso podemos llegar a hablar? “Un periodo de excesos va a suponer siempre que el cuerpo engorde, pues la energía ni se crea ni se destruye, solo se transforma;
  2. Y en este caso lo hará en forma de grasa”, explica el profesor Ángel Gil , catedrático de Bioquímica y Biología Molecular de la Universidad de Granada y presidente de la Fundación Iberoamericana de Nutrición;

El experto hace la cuenta. Cada 1. 000 calorías de más que se incorporen en la dieta (un adulto ha de ingerir entre 1. 900 y 3. 500, en función de su sexo, peso o edad, según la FAO) , sumamos entre 60 y 80 gramos de grasa pura (sin tener en cuenta el componente acuoso).

Ojo: solo el brownie tiene 500 calorías. “En el supuesto de que una persona incorporara 1. 500 calorías de más por jornada [el equivalente a una dieta equilibrada a la que se suma un par de refrescos, una bolsa de patatas fritas, exceso de frutos secos y un postre dulce o de chocolate], en una semana sin límites acumularía un superávit de 10.

500 calorías”. Conclusión: la ganancia de peso sería de entre 1 y 2 kilos en ese lapso de tiempo. “Que es lo que suele suceder en Navidad, cuando la gente se atiborra a mantecados, turrones, come y bebe de todo, deja de ir al gimnasio y no se mueve”, apostilla el catedrático.

“El equilibrio calórico es como una balanza. Para mantener su peso corporal, las calorías que se consumen (de los alimentos) deben equilibrarse con las calorías que se gastan (para las funciones corporales normales, las actividades diarias y el ejercicio)”, afirman desde el Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC).

Este organismo recomienda 2 horas y 30 minutos de actividad aeróbica moderada/intensa (por ejemplo, caminar a paso ligero) cada semana, y actividades de fortalecimiento muscular que trabajen los principales grupos durante dos o más días a la semana. Para perder ese par de kilos de más que se han ganado en una semana, se necesita el doble de tiempo.

“Esa persona podría volver a la normalidad antes, pero tendría que esforzarse mucho. Lo normal es que tarde 14 días. Es más fácil acumular grasa que perderla, porque el organismo tiene mecanismos de ahorro de energía.

Almacena grasa rápidamente para disponer de ella en caso de necesidad. Si empezamos una dieta, el organismo se pone en alerta [y cuando lo privamos de grasa, recurre a la reserva]”, señala Luis Serra Majem , presidente de la Fundación para la Investigación Nutricional y de la Academia Española de Nutrición y catedrático de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria.

Para perder el par de kilos que ha ganado en una semana, se necesita el doble de tiempo. Y a las personas con sobrepeso les costará más, debido al metabolismo basal “Cuando se hace una dieta, en la primera semana se pierde más agua, y esto explica que el descenso de peso sea más rápido al principio y después el ritmo decelere”, detalla Serra, quien también preside la ONG Nutrición Sin Fronteras.

“Desde el punto de vista metabólico, en esa primera semana no se está restando grasa”, prosigue. Así las cosas, los 2 kilos ganados en una semana de colmo tardan dos en eliminarse. Y el asunto es más complejo para las personas con sobrepeso. Si el individuo ingiere más calorías de la cuenta y hace menos ejercicio físico del debido, se vuelve más propenso a almacenar la energía extra que le sobra en forma de grasa, como asevera la OMS.

  • Entonces, una bolsa de golosinas, ¿engorda igual a una persona de peso equilibrado que a otra a la que le sobran los kilos? “Desde el punto de vista relativo, sí”, indica el profesor Serra;
  • La clave está en el metabolismo basal, que es el gasto de energía del cuerpo en un día normal de la vida, sin moverse, por el mero hecho de existir y para poder funcionar con normalidad: circulación sanguínea, respiración, cerebro, riñones, latidos del corazón… Todo esto, según Tratado de Nutrición, del profesor Ángel Gil Hernández, supone el 70% del gasto energético del organismo, y solo el resto se debe a la actividad física y a la producción de calor;

Por lo que un metabolismo basal lento hará que unos engorden más que otros. Efectivamente: el sobrepeso y el sedentarismo entorpecen este proceso. La cuestión es: ¿debemos entonces preocuparnos por lo que somos capaces de engordar durante una semana o más bien por mantener un estilo de vida lozano que nos permita fulminar con prontitud la huella del libertinaje? “Lo importante es seguir un patrón saludable de manera habitual”, responde Serra Majem.